Buen resultado, gran esperanza

Desde el primer instante se notó, Suchi sabía a que venía a jugar… Un pressing bastante alto para tratar de robar la pelota lo más cerca de nuestra área.  No les estaba saliendo nada mal… Por nuestro lado presentábamos un aspecto que no veíamos desde hacía muchos meses: en el ataque teníamos 2 puntas.  Se agregaba al buen Colo, la presencia del debutante Acuña… si, ¡de titular! ¡Sorpresa mayúscula!

Era de esperarse que los engranajes no fueran a funcionar a la perfección.  ¿Y cómo? Si había que volvernos a recordar como se hace para jugar con doble punta.  Suchi llegó al punto de envalentonarse y volcar sus contragolpes con mayor profundidad.  Los nuestros no lograban darle continuidad a su juego.  Había mucha voluntad pero poca coordinación.  Insisto, estabamos probando otro parado.  El abuelo, central titular, no estaba por suspensión. Por si eso fuera poco, nuestro Chamagua no estaba por su banda, la vagrada de Baloy lo dejó fuera mucho tiempo.  Un cambio que llevará tiempo asimilar.  Unido a esto, una jugada desventurada jugada apenas al minuto 6 nos dejó fuera por varios meses a Rafa.  ¡Ahora tendremos que innovar en ambas bandas! ¡La historia no pintaba nada bien!

Isaac Acuña parecía no estar pensando en cuantos partidos llevaba con el crema, metía, corría, la buscaba.  Emiliano era otro, un tipo suelto, más tranquilo sabiendo que no estaba sólo contra el mundo.  Aún queda tiempo por delante para que se coordinen bien pero pinta de maravilla.  Aún no logramos conectarlos al frente pero se nota que saben su oficio.  Por lo mismo, a los ataques les faltaba contundencia y profundidad.  Esporádicamente llegabamos, el rival se veía seguro atrás.  Así terminó el primer tiempo, con expectativas de un cambio.

En el segundo tiempo, otro cambio necesario, Elías entra por Moises que sale cojeando.  En otras palabras, ya 2 cambios obligatorios.  Suchi intentaba sorprender pero no sabía finalizarlas.  En una si Irazún se tuvo que emplear a fondo y salvar el arco.  Parecía que la “fórmula secreta” se quedaba guardada en la caja fuerte pero había alguien que estaba pensando salirse del guión.  Fue en  ese justo momento cuando Marvin toma una pelota fuera del area, su mirada de lince chequeó el blanco y clavó una estaca en el corazón de la portería venada.  ¡Zas! hizo la red cuando recibió el balonazo que hacia elevar el marcador al 1 a 0.  Fue un golpe demasiado duro para Suchi que se sintió impotente a pesar que quedaba tiempo.

La historia hasta el final no cambió.  Incluyendo a Bryan López, árbitro central que es un artista para perjudicarnos.  Todo contacto para ellos lo marcaba y con tarjeta, mientras que con ellos había mucha misericordia.  En este caso, esta crónica terminará como película de la zaga de Star Wars: con mucha emoción y sabiendo que la siguiente parte se viene con mucha expectativa.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *