¿Cómo llegamos aquí?

Es increíble pensar que en el año 2015 nuestra realidad era una: acostumbrados a levantar la copa y que hoy en día sea algo tan anhelado.  ¿Cómo llegamos acá? ¿Qué pasó en el camino?  En este editorial damos rapidamente nuestro análisis intentando dar en el clavo.  Nuestro objetivo es uno: coadyuvar al cambio del rumbo y de esta manera regresar al lugar que nos corresponde.

Podemos resumir nuestras conclusiones en una palabra: ACOMODAMIENTO.  ¿De quienes? De TODOS los sectores.  Enumeraremos uno a uno sin importar el orden.  Cuerpo técnico de todas las categorías: se acomodó al llegar a pensar que todo lo que tocaba se volvía en títulos.  Esto nunca fue y nunca lo será.  Se ha ganado por un PROCESO bien estructurado y planificado.  Deben volver a él y dejar de pensar en “varas mágicas”.

Los jugadores se acomodaron pensando que Comunicaciones es simplemente el club donde mejores condiciones laborales se tiene en Guatemala.  Esta gloriosa institución es mucho más que eso.  Es un club donde se viene a dar la mejor cuota futbolística, a dejarlo todo en la cancha.  El futbolista prepara bien lo que se haga fuera de ella para que potencie su rendimiento.  El que no lo vea así lo mejor es que de un paso al costado.

La directiva se acomodó pensando que con responder al 100% al área técnica y respetar un presupuesto se ganaba.  Lamentablemente no.  Si bien es cierto se supone que el área técnica es la que sabe de fútbol no se debe dar lugar al abuso.  A los jugadores debe dársele todas las facilidades y prestaciones laborales pero también debe agudizarse la manera de premiar SÓLO el esfuerzo y rendimiento.

Una y otra vez esa palabra: acomodamiento.  En todos los sectores si, hasta en la afición.  Esta llegó a pensar que el club no le pertenece, qué simple está para darle títulos.  No es así, somos una familia y a esta no se le abandona.  Le dejó al buscar mil excusas para dejar de ir al estadio.  Se auto engañó al pensar que la identificación se hace en las redes sociales ¡que cómoda manera!  ¡Las finanzas del club para, entre otras cosas, hacer buenas contrataciones también es nuestro asunto! Busca la manera de sumarte al esfuerzo, repito: somos una familia.

La prensa identificada también debe de ser unirse al esfuerzo.  Lo bueno hay que reconocerlo y celebrarlo.  Lo malo hay que señalarlo sin importar la renuencia de los sectores acomodados del club.

Este barco es de TODOS y es  nuestra obligación sacarlo a flote y campeonizarlo.  ¿Te vas a quedar cómodo observando o vas a hacerte parte de esta familia?

Comentarios

    Fredy avendaño

    (13 enero, 2018 - 9:16 pm)

    De acuerdo en todos los puntos. Principalmente en que la afición también estamos acomodados y mal acostumbrados. Hay que apoyar en las buenas y en las malas asistiendo al estadio. Que nuestro equipo sienta el apoyo y el compromiso sea general. Saludos afición crema. Asistamos al estadio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *